Publicación Rompiendo el Ciclo Hidro – ilógico ¿Qué hacer frente a la sequía?

Este documento es una publicación de la Sección de Emergencias y Gestión de Riesgos Agrícolas (SEGRA), Departamento de Gestión Institucional (DGI), del Ministerio de Agricultura de Chile, realizada con el aporte y colaboración de expertos/especialistas.

La Sección de Emergencias y Gestión de Riesgos Agrícolas, en su propósito de generar conciencia y buscar soluciones para abordar los riesgos que afectan recurrentemente a la agricultura y sus agricultores, busca desarrollar espacios de integración, conversación y colaboración. Una de estas instancias es el Outlook Estacional,

El último encuentro realizado el 13 de octubre de 2021 reunió a representantes de los distintos sectores   del   agro, de las instituciones que otorgan servicios en meteorológica e hidrología, expertos de la academia y público en general. Su objetivo fue dar a conocer la   situación   climática y el pronóstico con el fin de prepararse para la temporada 2021-2022. También, se conversó con expertos en torno a las interrogantes ¿Cómo romper el ciclo Hidro-Ilógico? ¿Cómo enfrentar la sequía?

El presente documento ha sido elaborado para dejar un testimonio del desarrollo de este Outlook Estacional, en su vigésima versión, como referente técnico, académico e institucional, incluyendo las opiniones y aportes de los participantes. Se busca también relevar la importancia sobre el uso de la información, herramientas y nuevas tecnologías para hacer frente a la sequía; la importancia de la integración de los organismos públicos y privados; e instancias participativas para, en conjunto, buscar/implementar soluciones y así enfrentar la variabilidad y cambio climático, especialmente la sequía de la última década.

Tal como ya se ha indicado en los encuentros de los tres últimos años, el desafío está en lidiar con el fenómeno de la sequía que seguirá estando presente en la agricultura chilena, con pronósticos bajo lo normal en la sequía meteorológica e hidrología, que nos pueden llevar a una aridización, avanzando desde la zona central al sur. La Megasequía de los últimos 12 años y la hipersequía del 2019, al parecer, no nos han permitido romper el ciclo hidro-ilógico permaneciendo en la etapa de pánico o preocupación permanente, o peor aún la apatía… a partir de ahora se requiere la acción y seguir trabajando fuertemente en el enfoque preventivo de la gestión de riesgos, de la gestión para la reducción de riesgos de desastres y en la adaptación. Nuevamente el llamado es a poner los énfasis en una nueva estrategia que considere aspectos como hidro informática, un nuevo ordenamiento territorial, mejor planificación de la actividad agrícola (lo urbano y lo rural), evaluación económica del costo de una sequía, estimación de los impactos sociales y ambientales de una sequía, búsqueda de soluciones basadas en la naturaleza, la relación con el mundo forestal y los bosques nativos para las soluciones, y la adecuación de la normativa y política para el uso de los recursos hídricos.

Descarga el archivo completo AQUÍ